El sótano que avienta aire

Ene 4th, 2010 | By | Category: Tu puedes visitarlos, Victoria

Alta Cumbre, Victoria.- Nadie, ninguna dependencia académica ha ido a investigar, pero el hecho es que, en esta región, hay un atractivo natural que provoca la admiración de los visitantes: El sótano que echa aire.

Esto es en días ordinarios porque, en invierno, emite algo parecido a las fumarolas, o agua en neblina, como señalan los lugareños.

De esto sabe muy bien José Velásquez Núñez, quien vive aquí desde hace muchos años y tiene el sótano a menos de 50 metros de distancia de su casa.

Junto con su esposa Esperanza Rodríguez Mejía, es de los pocos habitantes que quedan en Alta Cumbre, pues los demás se fueron a Victoria  en busca de mejor porvenir para sus familias. Y es que, cuando se terminó el tramo carretero de Rumbo Nuevo, por la sierra son muy escasos los vehículos.

El mismo Celestino Carrizález González, quien vivía a la entrada del poblado y vendía refrescos y algo de comida, se fue para Victoria “a educar a los muchachos”.

Los proyectos para explotar turísticamente esta región son muchos pero pocos se han concretado. Solo unas cabañas más arriba.

Apenas cada fin de semana vienen grupos de ciclistas que se atreven a utilizar el antiguo Camino Real a Tula para hacer sus entrenamientos.

La brecha que conduce hasta el Balcón de Montezuma está intransitable para todo tipo de vehículos, pues los ejidatarios se ampararon en contra del ayuntamiento victorense para evitar que se hicieran las obras.

“La gente viene y pregunta sobre el balcón, pero solo se puede llegar a pié”, indica Velásquez.

Tampoco el Instituto de Cultura le ha dado mantenimiento al área de los cuitzillos.

La mayor parte de los ejidatarios de Alta Cumbre en realidad viven en la capital y solo vienen algunos a las reuniones ejidales.

EN BUSCA DE AGUA

Se dice que en alguna ocasión, a la cueva (sótano) ingresaron dos personas con la esperanza de encontrar agua. Partían del hecho de la vaporización cuando bajan las temperaturas.

“Pero no llevaban equipo y se regresaron; apenas duraron dos horas”, dice José. No encontraron lo que querían.

Y es que, en la región, no se consigue agua. Para el suministro de las escasas familias que viven aquí, vienen pipas manejadas por el Ejército Mexicano.

Otra versión indica que se trata de aguas termales y azufrosas que vienen de una parte muy profunda de la sierra y van a desembocar en el lugar conocido como “Ojo Caliente”.

Este es el único paraje con aguas termales en el municipio de Victoria y se ubica a 15 kilómetros de la capital rumbo a El Mante. Pero en lugar de atraer al turismo, los propietarios del rancho utilizan el venero con fines de riego y para el ganado.

De acuerdo con los datos, algunos aficionados a las cuevas y montañas se habrían interesado en confirmar la versión lanzando anilina azul en Alta Cumbre, pero se desconocen los resultados.

Aunque en la Sierra Madre hay muchas cuevas, se sabe de esta que esta es la única que lanza aire y vapor de agua.

DICEN QUE VIENE DE ARRIBA

Y allí, a un lado de la letrina de la casa de Carrizález, está otro sótano, aunque de ese poco se sabe.

Al decir de los lugareños, ahí entró una persona pero al regresar solo dijo “que encontró un fierro para herrar ganado”, y se fue.

Otro comentario dice que las corrientes vienen de lo mero alto de la sierra e incluso llegan al lugar conocido como Los Chorros, por la carretera Rumbo Nuevo.

Aquí vive un “varólogo” (localizan el agua a través del movimiento de unas varas de madera) que le siguió la ruta al vital líquido y diagnosticó que el venero está en lo alto del cerro.

Estudios serios jamás se han realizado.

En alguna otra ocasión estuvo por estos lugares un buscador de tesoros, quien estuvo en una cueva cercana a Montezuma. Le resultó que “ahí le marcaban”, pero nadie escarbó.

Estas y otras versiones se comentan aquí, aunque las cuevas y el sótano que arroja aire se conocía desde la época del porfiriato, cuando se construyó el viejo Camino Real.

Lo cierto es que, las cuevas que abundan en la región, esperan a los visitantes.

http://www.turistam.janambre.com.mx

One comment
Dejar comentario »

  1. Estimados amigos,
    Siento mucho que hasta ahora vi esta publicación sobre las cuevas de Alta Cumbre. Me complace compartir con Ustedes que hemos explorado no solo esta sino varias cuevas de esa región.
    Desafortunadamente no hay agua ni ningún otro atractivo natural dentro de ellas ya que son formadas por grietas y separaciones de las rocas. Nisiquiera existen formaciones como estalactitas por tratarse de formación relativamente reciente y de la poca cantidad de humedad que hay en ellas.
    Puedo compartirles que el vapor que sale de ellas es debido a pequeñas comunicaciones que existe entre cuevas y orificios a lo largo de la sierra. Esto aunado al cambio de temperatura dentro y fuera de ella, causa la condensación de la humedad y se crea este fenómeno.
    Siento si esta información crea una baja en espectativas en los apasionados de la naturaleza como nosotros, pero es la realidad y no deja de ser un fenómeno que merece admiración.
    Saludos a todos.
    James H. Wright

Dejar comentario