El reloj de sol Don José de Escandón, ya lo destruyeron

Ene 8th, 2010 | By | Category: Jiménez, Lo más interesante

Jiménez .- En esta cabecera municipal se encuentra el único reloj de sol que queda en Tamaulipas.

Perteneció a Don José de Escandón y Helguera, el Conde de Sierra Gorda, el colonizador de la llamada Costa del Seno Mexicano, quien inició su empresa en el año de 1748.

El reloj está semidestruido. En los últimos años se le trató de reparar pero fue su perdición por no haberse encomendado a personas expertas.

Está ubicado en la esquina sureste de lo que fue la mansión del colonizador, ahora convertida en un museo.

Fue en Jiménez donde Escandón instaló su residencia, en la marcha que inició en Querétaro acompañado de dos mil 515 colonos y una escolta de 755 hombres armados.

Se dice que fue la obra más importante del virreinato en el siglo XVIII.

José de Escandón se había distinguido por su pacificación de la Sierra Gorda (hoy la sierra de Querétaro), por lo cual se le encomendó la misión, la cual tuvo que ganar en un concurso o subasta pública.

SIGUE EL CAMINO DEL SOL

El reloj tiene una forma de media luna con un tornillo o clavo al centro, que hace las veces de manecilla para indicarnos la hora del día.

Con el entendido que en la noche no hay sol,  marca desde las cinco de la mañana a las cinco de la tarde, con números romanos.

Además, la dirección de marcar las horas es en reverso de las manecillas ordinarias de un reloj.

Esto en consideración a que los rayos del sol (por el movimiento de la tierra en torno a su eje) van girando de oriente a poniente. Es decir, la sombra reflejada del claro siempre será en línea recta.

Para que nunca deje de llegar el sol, el reloj fue colocado en el segundo piso de la casona, en la esquina ya señalada.

Según los historiadores, la instalación del reloj ocurrió en el año de 1753, es decir, tres años después de que Escandón refundó Ciudad Victoria con el entonces nombre de Villa de Aguayo.

Después de quedarse a vivir en lo que hoy es Santander Jiménez, Escandón se dirigió hacia el norte para fundar la Villa de Revilla (hoy Nueva Ciudad Guerrero) y la Villa de Laredo, en 1755.

Además de construir su casa, Don José contribuyó a edificar las iglesias, entre ellas la de Los Cinco Señores.

Y precisamente en ese templo -principal de Jiménez- yacen los restos del hijo de Escandón, que se llamó Don Manuel Ignacio de Escandón y Llera, sucesor de su padre en la provincia del Nuevo Santander.

NO SABIAN DEL RELOJ

Pues bien, dicen los historiadores que el reloj de sol fue descubierto en años recientes cuando se le hacían remodelaciones al edificio. Antes, nadie se había dado cuenta.

Los descubridores fueron los albañiles Eustaquio López y Luis Zaragoza, quienes quedaron asombrados.

Y efectivamente, los números del reloj estaban grabados en la arcilla de la pared.

Cuando se hizo la remodelación total del inmueble, para quedar como museo, se respetó el espacio (un recuadro) de los números y el clavo.

Porque, cabe mencionar, por muchos años la Casona de Sierra Gorda funcionó como Presidencia Municipal, e inclusive, ahí estaba la cárcel preventiva.

A finales del sexenio del Gobernador Américo Villarreal Guerra se hizo un reacondicionamiento general. El reloj todavía funcionaba, daba la hora a la perfección (en sentido contrario, por supuesto).

Algunos residentes mencionaban con insistencia la esquina del palacio y podían observarse los números romanos.

Según los mismos vecinos, en fecha reciente se le trató de volver a reparar, pero el resultado fue que desaparecieron los números, se borraron totalmente.

Es un bien histórico de valor incalculable.

Cabe mencionar que el Instituto Nacional de Antropología e Historia considera a la casa de Sierra Gorda, como “la primer joya histórica de Tamaulipas”.

Es mucha la historia que encierra Santander Jiménez. Fue en realidad la primera capital de Tamaulipas.

El nombre de Santander, se le impuso porque precisamente José de Escandón nació en la provincia de Soto la Marina, en España.

Cuando llegó a la Nueva España, la primera misión que desempeño fue en Yucatán.

Y, el nombre de Jiménez, en memoria del insurgente Juan Nepomuceno Jiménez, quien luchó por la independencia de México.

Se le denomina Santander Jiménez de 1827 a la fecha.

http://www.turistam.janambre.com.mx

Dejar comentario