En Tula, laguna «San Isidro» es un muladar; ni se pare usted por ahí

Abr 2nd, 2010 | By | Category: Tula

Tula.- Un día un grupo de turistas cruzaron por esta región y encontraron un letrero que invitaba a la pesca y motonáutica. Perdieron el tiempo, se decepcionaron.

Las instalaciones de la laguna de San Isidro, están convertidas en un auténtico marranero, donde campean los burros, vacas y puercos.

Ningún alcalde, y menos el actual, Saúl Muñoz Vallejo, le han puesto atención. Ha llegado lana federal y estatal, pero se la chingan, se la embolsan.

Pese a que hay publicidad por todos lados, por las carreteras vecinas, anunciando el «centro turístico», allí no se paran ni las moscas pues los campos están convertidos en corrales de ganadería y baño de marranos.

Las palapas fueron construídas con lana estatal hace alrededor de nueve años, y desde entonces nadie mete inversión.

Esto, aparte de que el vaso lacustre se seca en cada época de estiaje que azota a la región.

Hay decenas de palapas fabricadas con techo de tule que se echaron a perder por la presencia de los ganados, que  la vez destruyeron los asadores y algunas mesas y bancas provisionales que solo quedan en la historia de los “informes” de los alcaldes demagogos como Juan Andrés Díaz Cruz, quien se chupó el recurso que llegó para el desazolve de dicho vaso lacustre.

Allí falta que el área sea circulada y no se permita la presencia de animales.

Los ejidatarios de Cinco de Mayo, La Laguna y La Presa, que son vecinos, han instalado lienzos por doquier y ahí depositan a sus animales día y noche porque no los quieren cuidar, y ahí tienen agua y alimento.

El alcalde Muñoz y su área de turismo no han puesto atención, no les interesa, como tampoco le interesó al anterior, Cruz “El Pitayero” Walle Meza.

Las presuntas oficinas del Departamento de Turismo, que tratamos de visitar, siempre permanecen cerradas, durante todo el año.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       LA Los lugareños afirque apresasolo Los lugareños afirman que a la presa solo le falta mantenimiento, es decir, desazolvarla, sacarle la tierra pues en el fondo están los veneros, sobre todo del lado oriente, de donde se surte el basto para la ciudad de Tula.

Pero otro vecino de la presa nos informa que se ha hecho bastante demagogia con la presa desde la administración de Juan Andrés Díaz y pasando por El Pitayero y Saúl.

-Yo fui testigo que en una ceremonia se le entregaron 400 mil pesos para rehabilitar la presa ¿y en dónde están?.

En esa misma época el municipio anunció a bombo y platillo, con un intenso despliegue publicitario en los periódicos, con que se invertirían cinco millones de pesos en la rehabilitación, en el desazolve, pero da la casualidad que las máquinas no hicieron nada, solo comenzaron y por supuesto los empresarios cobraron.

-Si las obras hubieran arrancado desde que se publicó la primera nota periodística, tenga usted la seguridad de que ya hubiera agua, manifestó un residente de la cabecera.

Y en efecto así es, la demagogia campea en tanto que las instalaciones permanecen abandonadas, no de ahora sino desde los últimos alcaldes.

De paso, la poca agua que queda está inundada de planta de tule, al cual seguramente debe su nombre esta antiquísima ciudad.

Los historiadores indican que la Tula prehispánica se estableció precisamente a orillas de la gran laguna ubicada a mil 300 sobre el nivel del mar.

En  náhuatl, Tula se deriva del Talín o Tallán, que significa Tule o Tular, que debió haber existido desde entonces (la planta) en el vaso de la laguna.

Se nos informa que, antes de la Revolución Mexicana, había canales de riego que venían desde la laguna (el pueblo es más bajo) hasta la Alameda de la cabecera, que era el único pulmón verde del pueblo, y que hoy invaden ilegalmente algunos particulares e instituciones oficiales como el Seguro Social.

Se acabó la alameda y se acabaron las hortalizas, verduras y legumbres que producía Tula y se enviaban a ciudad Victoria.

La gente se extrañaba que Tula, en el semidesierto, generara verduras de buena calidad.

El historiador Octavio Herrera Pérez, en uno de sus libros, dice que los riegos llegaban hasta el Valle de las Lágrimas, al oriente de Tula.

Indica que en la región se nota la presencia humana desde hace diez mil años, a orillas de la gran laguna.

En 1836, agrega Herrera, Toribio de la Torre visitó la región y se quedó impresionado por la magnitud del vaso.

Pero hoy todo se terminó y no hay quien le de mantenimiento a las instalaciones que se anuncian a bombo y platillo como el mejor centro turístico de Tula.

www.janambre.com.mx

Dejar comentario