Viaje a los cenotes de Aldama; entre la admiración y el miedo

Abr 13th, 2010 | By | Category: Aldama, Lo más interesante

AHÍ MURIO EL BUZO MAS EXPERTO DEL MUNDO

Aldama.- El silencio y tranquilidad son absolutos… pareciera un ambiente tomado de la genial página de una historieta.

Pero es una realidad terrenal.

De vez en cuando interrumpen los cantos de los ajoles y faisanes en su hábitat natural.


Estamos en la región de los cenotes, un paraíso perdido en la rica vastedad de nuestra tierra.

Una maravilla natural mantenida por muchos años en la incógnita.

Reservada hasta hace poco a la península de Yucatán, el mundo turístico descubrió en este municipio, con asombro, la existencia de cenotes que podrían ser de mayor dimensión que aquellos.


De acuerdo con el diccionario enciclopédico, la palabra CENOTE tiene su derivación del maya Tzonot, y significa depósito de agua en el interior de las cavernas.

Geólogos que han visitado la región, señalan que existe aquí una franja volcánica formada por calizas y capas de consistencia menor.


Con el paso del tiempo, al cruzar las corrientes subterráneas fueron surgiendo los hundimientos que hoy tienen dimensiones de consideración y profundidades poco vistas en un alojamiento de agua.
Y hay más todavía. No puede dejar de ser maravilloso el aparente cruce de un río en una caverna.


DE BELLEZA INDESCRIPTIBLE

Llegar a los cenotes no es fácil. Están ubicados en propiedad particular luego de 14 kilómetros de terracería.


Previamente se encuentra el lugar conocido como “El Nacimiento”, una poza donde comienza uno de los más caudalosos arroyos de Aldama, con abundante agua en toda época del año.


Ahí se surten del vital líquido los lugareños cuando su sistema de agua potable no opera.


Y allá arriba, entre la inmensidad de la pradera, ubicamos el primer gran cenote (pozas le llaman los lugareños) bautizado como “El Zacatón”.


Es un gran cajón circular, con una distancia promedio de 35 metros al nivel del agua.
Hacen honor a su nombre los islotes cubiertos de zacate, que se desplazan por toda la poza conforme la dirección de los vientos.


A distancia podemos darnos cuenta que el agua es azufrosa; no tiene nada de claridad.

Unicamente se desplazan por ahí algunos galápagos de quién sabe qué era.
Los vecinos indican que la profundidad llega a los 110 metros en línea recta.


Reiteran que un día cayó ahí un venado, y fue entonces cuando los residentes bajaron a los islotes por él. Nadie jamás se ha atrevido a cruzar sus aguas.


Y más al fondo está la llamada “Poza Verde”, un ejemplo claro de cómo eran las selvas hace millones de años.


Aquí, no podemos comprender lo sabio de nuestra naturaleza: Las aguas son dulces y cristalinas.
Por el estiaje, los niveles bajan aproximadamente un metro, no más.

En sus orillas nadan algunos peces, y a mayor profundidad ciertas mojarras, no grandes. Que se sepa, no han sido ubicados buenas ejemplares de pesca.


Nuestros guías indican que allá por la Semana Santa los vecinos del rancho vienen a tomar un buen baño, instalando y auxiliados por una cuerda.
El diámetro será de algunos cien metros.

A diferencia de El Zacatón, que no se debe estar a más de 200 metros de distancia una de la otra, en La Poza Verde la vegetación es abundante. La profundidad también es impredecible.


Y LAS AGUAS AZUFROSAS

En otra sección de la campiña aldamense encontramos una poza más : La Azufrosa.


Como su nombre lo indica las aguas despiden fuerte olor a azufre.


Permanentemente están en activo una especie de fumarolas. Las aguas son también calientes y en su alrededor (asombrosamente) no hay mayor vegetación.


Menos habrá alguna especie piscícola. Tampoco nadie jamás ha entrado en ella.


En contraste muy cerca de ahí ubicamos ahora el lugar que los vecinos llaman “La Pilita”, de agua dulce y muy clara, donde inclusive los ganados beben a riesgo de perder la misma vida.


Nos cuentan que esta, pese al escaso diámetro -será de 10 metros- jamás se le ha encontrado fondo. Grupos de americanos estuvieron aquí e hicieron las mediciones.


También aquí hay peces. En ocasiones sirve de alberca para los visitantes.


Finalmente, y más al fondo, sigue asombrando lo que ocurre en un tramo tan corto. Está la llamada “Poza Azul”, que como el nombre lo indica, contiene aguas azulosas.


Es una pequeña abertura sobre una roca firme. La corriente es para el interior.
Algunos osados han entrado con visores para tratar de escudriñar sus dimensiones y los misterios que oculta.


Los nombres han surgido de la imaginación popular y posiblemente así seguirán llamándose.

LA MUERTE DEL BUZO EXLEY

Pero una visita a este lugar conjuga la admiración pero también el temor hacia las aguas cuya profundidad poco se ha difundido.

Aquí murió el catalogado como el mejor buzo de cavernas del mundo, llamado Sheck Exley, el seis de abril de 1994 cuando realizaba un descenso para tratar de romper récord.

Exley había descendido en El Nacimiento, municipio de Mante, con lo cual colocó a este pueblo en el libro de Guiness.

Una compilación de datos de la profesora Mélida Patricia Rendón, de la escuela Pedro J. Méndez (de ciudad Mante), nos da una mejor referencia  de la inmersión o descenso de Sheck Exley en El Nacimiento.

Según información de Sergio Zambrano (seguramente  también buzo), Sheck escribió cinco libros y cuando menos cien artículos sobre buceo en cavernas. Es más, fue quien dictó normas internacionales y  reglas para no correr peligro en esa aventura.

Esto significa que no era un improvisado y sabía bien a lo que iba en Aldama.

Hasta antes de su muerte en Tamaulipas, el buzo realizó tres mil 200 inmersiones en cuevas y en mares de agua dulce, de todo el mundo.

En sus récords, el americano siempre compitió con el alemán Paul De Loach. Incluso ambos realizaron la primera inmersión en el nacimiento del río Mante en 1979. Llegaron a una profundidad de 101 metros.

Para 1981 el alemán Jochen Hasenmayer logró bajar 145 metros en el manantial de Vaucluse, en Francia.

Más tarde, y en competencia con Hasenmayer que había logrado una inmersión de 200 metros, el americano Exley regresa a Mante y lo supera con un metro, es decir, bajó 201.

Fue una hazaña pero le costó bastante esfuerzo.

Dice la compilación que Sheck utilizó aire comprimido y un elemento llamado heliox.

El descenso  en El Nacimiento lo logró nada menos que en 24 minutos, pero en la descompresión se llevó casi las doce horas para poder salir a la superficie.

Muchos escribieron: “Es el mejor buceador de cuevas profundas en el mundo”.

Pero su carrera terminó en Aldama, donde está la región de los cenotes. Según la información había bajado alrededor de 300 metros en la poza El Zacatón, donde las corrientes lo descontrolaron y enredaron en las cuerdas que llevaba.

QUE HAY PINTURAS RUPESTRES


En la misma región se encuentran las cuevas que encierran su historia y causan admiración.
Son muchas, pero la más conocida es llamada “Los Cuarteles”.

En su interior, de regular profundidad, existen pinturas rupestres. Ello, aunque no se tiene conocimiento de antiguas comunidades indígenas por esta parte del estado.


Y para tristeza de los amantes de la naturaleza, esta cueva es utilizada como almacén de pacas de sorgo. Las máquinas buldozer entraron y destruyeron las estalactitas y estalagmitas formadas seguramente en un transcurrir de miles o millones de años.


Ahí mismo es extraído el guano como abono para las tierras.


Dícese que los mayas en la región de la península, practicaban ritos y ceremonias en que ofrecían doncellas a las profundidades de los cenotes.
¿No harían lo mismo los huastecos en este municipio, o bien otras tribus anteriores a ellos?.


El único asentamiento humano de la antigúedad que se conoce en la región es “El Pueblito”, que está a muchos kilómetros del área.


Y en tanto llegan los aprovechamientos turísticos, los esporádicos visitantes siguen admirando la magnitud de los cenotes, que también los tiene Tamaulipas.


Ven en propio y con asombro la capacidad de nuestra madre naturaleza, en este municipio realmente pródigo.
Y un día no muy lejano, el lugar podría convertirse en un paseo tradicional de los tamaulipecos.

http://www.turistam.janambre.com.mx

One comment
Dejar comentario »

  1. Impresionante, al comenzar a leer este articulo me fui adentrado a un mundo totalmente desconocido para mi, me quede maravillada, verdaderamente impresionante no pude evitar sentir un poco de miedo por todo lo que esos lugares encierran.

Dejar comentario