La historia real: «Santa Gertrudis» fue una matazón y no batalla

Jul 30th, 2010 | By | Category: Camargo, portada, Tu puedes visitarlos

Camargo.- Fue una vil masacre y no una batalla, como lo dejó establecido el cronista Ernesto Garza Sáenz. Fue una matazón que duró menos de una hora y murieron más de 800 personas.

De todas maneras, los tamaulipecos y camarguenses en especial rinden homenaje a quienes participaron en lo que oficialmente se llama “Batalla de Santa Gertrudis”, que se escenificó el 16 de junio de 1866, en que supuestamente las fuerzas de los generales Servando Canales y Mariano Escobedo derrotaron a los franceses.

Allá en Nuevo León lo consideran ciertamente como un asalto que duró menos de una hora, en que murieron imperialistas, pocos franceses y ninguno de los republicanos.

Los residentes locales  rinden homenaje a los héroes de esta “batalla” con un obelisco que fue construido en la loma donde sucedió la matazón, y donde estaba el rancho llamado  Santa Gertrudis.

Se ubica como a ocho kilómetros de esta cabecera, por las brechas, entre el monte, donde además, descansaban los huesos de Servando Canales, que fueron sacados de Matamoros en 1966.

La historia real y no oficial es la siguiente.

Por principio -dice el historiador en sus obras-, Juan N. Cortina y Servando Canales no se  podían ver entre sí, y tampoco estos con el otro republicano, Mariano Escobedo, nuevoleonés, quien era el jefe de los dos.

El convoy de aproximadamente cien carretas con mercaderías y dos mil hombres, imperialistas, venía desde Matamoros. Su jefe: Feliciano Olvera.

Tomaron la ruta del Sendero Nacional, llegaron a El Charco  (Reynosa) y de ahí para Camargo, pero acamparon en Santa Gertrudis.

Por cierto, Cortina no tomó parte en este asalto y matazón, porque no tenía la información precisa de la marcha del convoy.

Servando Canales le hizo creer que venían por el río Bravo,  navegable entonces hasta Mier, y por ahí los esperó inútilmente.

Debido a lo lento de las carretas, de Matamoros a la loma de Santa Gertrudis hicieron una semana de camino.

En ese tiempo, todos los días un grupo comandado por Macedonio Rodríguez Garza, gente de la región, iba y los tiroteaba, pero corría.

Los reaccionarios se habían acostumbrado a eso.

-Es la gente de Canales, decían.

“EN TAMAULIPAS HAY HOMBRES Y NO CABRONES”

Antes del asalto se dio una agria discusión entre los principales jefes de los nacionalistas.

-El nuevoleonés Escobedo quería sitiarlos en tanto que Servando Canales decía que había qué atacarlos directamente.

Argumentaba el primero que apenas eran mil 500 hombres y los otros dos mil.

En eso se escucha un tiroteo a lo lejos.

Y es cuando Canales grita.

-Viva Tamaulipas que es tierra de hombres y no como los de Nuevo León…! Esa es gente de Macedonio Rodríguez y no de cabrones como los de Nuevo León!.

Por eso el General Treviño desenfundó su pistola y le dice a Canales.

-¡En Nuevo León también hay hombres amigo!.

-Yo no lo digo por usted, sino por este orejón (Mariano Escobedo).

La respuesta para Canales fue:

-¡Vamos a hacer la batalla como usted dice, pero me responde con su vida!.

-¡Sí señor, le respondo con el cuello!.

De esta manera, la forma de ataque la ganaron los tamaulipecos y la aceptaron los de Nuevo León.

El ataque comenzó cuando todavía no despertaban bien los reaccionarios, a las siete de la mañana.

Es más, medio dormidos todavía, creían que el ataque procedía de Macedonio Rodríguez, como lo venía haciendo todas las noches y a cada rato.

Perdieron la vida como a 800 hombres y para las ocho de la mañana allí no había nada.

¿Cuál fue el motivo? Los republicanos (Canales) traían rifles de repetición de 16 tiros (americanos) y los presuntos franceses de una bala.

¿Y qué pasó con el botín? Se lo trajeron para Camargo a pagar impuestos.

En  Camargo están las pruebas de las balas y balines que se usaron en la batalla, en que se demuestra que no había igualdad en los medios de guerra.

LE MANDARON DINERO  A BENTO JUAREZ

Los tamaulipecos fueron los primeros que le mandaron dinero a Benito Juárez, quien andaba huyendo después que llegaron los franceses.

Dice Garza Sáenz en sus trabajos:

-El general Juan N. Cortina, sabedor de los apuros económicos del Gobierno de la República y estando Don Benito en Monterrey, le envió el 21 de enero de 1864 veinte mil pesos que había recaudado de impuestos.

El dinerito le gustó a Juárez y le pidió nuevos envíos.

Por eso, Don Juan le volvió a mandar el cinco de febrero de ese año, con su hermano José, veinticinco mil pesos más.

Ya engolosinado, Juárez le pide más con el mismo correo, ahora 40 mil.

Cortina se los mandó el dos de mayo.

Y también le mandó dinero de los impuestos que cobró por algunas mercancías que fueron reclamadas por los dueños. Las que no, fueron rematadas.

Así por ejemplo, Pedro Biencurt, de Monterrey, tuvo que cubrir dos mil 185 pesos de los de antes, por concepto de impuestos.

Esa es la historia real.

Cada año las autoridades locales celebran un evento en el obelisco a los héroes de lo que se llama batalla, allá entre el monte, por los canales de riego, pero dista mucho de la realidad, o sea la matazón.

http://www.turistam.janambre.com.mx

15 comments
Dejar comentario »

  1. Muchas Gracias por la informacion que a decir verdad no ayuda en mucho pero si es de vital importancia conocer los hechos como realmente sucedieron! en realidad esto no es nuevo y se repite cotidianamente es decir la informacion siempre es tergiversada al antojo del que la publica o del que la manda publicar. a nosotros que vivimos en esta epoca nos vendieron una historia fabricada tanto de heroes como de vandalos; la realidad? no, se trata de dinero, de intereses, de fines perseguidos y no alcanzados, por los cuales se enloda se mancha o se asesina la memoria de inocentes: en fin una ves mas gracias!!!

  2. Me extrañó mucho la actitud tendenciosa del artículo. Primertamente se cita que “Batalla de Santa Gertrudis”… en que «SUPUESTAMENTE» las fuerzas de los generales Servando Canales y Mariano Escobedo derrotaron a los franceses. De hecho, fueron derrotados. Habla de enviarle un «DINERITO» a Juárez, pero nunca se menciona que era el presidente de la República. Nunca se menciona que los imperialistas habían llamado a fuerzas extranjeras para ocupar a la Patria. Si hubo matazón fue para defender a la Patria. Me extraña la falta de patriotismo, incluso de rigor histórico. Pero entiendo que tal vez desean recordar la memoria de los «INOCENTES» vendepatrias. No dudo que nuestros héroes hayan sido de carne y hueso, con sus múltiples defectos, pero de ahí a ensalzar a los traidores, hay un gran trecho.

  3. soy de camargo tengo 24 años viviendo aqui pero no sabia esta historia. grasias por la informacion.

  4. En teoría está muy bien. Sin embargo, no señala fuente alguna.

  5. Como todo buen historiador, te he de preguntar y tú me has de responder: ¿Donde están tus fuentes? ¿Quien se molestó en escribir todo el diálogo entre los comandantes Neoloneses y Tamaulipecos?, y estoy de acuerdo con un comentario, que tu artículo es tendencioso y ensalsa a los imperialistas. Además de que tiene un terrible error militar: Los franceses utilizaban en ese entonces el fusil Chassepot y los «americanos» el fusil Minié, que era inferior. Además las carabinas que posteriormente utilizaron las fuerzas de la unión tenían capacidad para 5 cartuchos, no 16. En fin, me parece que tu nota carece de medios para ser real. Y ya por último: Viva la república.

  6. Qué decepción de nuestros algunos de nuestros antepasados Nuevoleoneses y Tamaulipecos. Mira que andar peleando batallas para mandarle dinero al indio vende patrias de Juárez. Bola de masones traidores.

  7. Necesita tener fuente fidedigna éste artículo, como lo realizado por el Sr. Don Ernesto Garza en su libro «Crónicas de Camargo». Lo que sí es sabido es que camarguense se, tamaulipecos y neoleoneses defendieron al país de la invasión francesa.

  8. Tampoco se mensiona a la traidora y nefasta iglesia católica que apoyó y financió la invasion extrajera

  9. El problema con escobedo por parte de la gente de Tamaulipas fue la derrota sufrida por el general Antonio zapata a manos del general orejón en coahuila cuando fue fundada la efímera república de Rio Grande conformada por Tamaulipas,Nuevo león y Coahuila, sobre el hecho que habla de los rifles esto fue un acto de valor donde las fuerzas estaban en total igualdad numérica.

  10. Hola soy descendiente de ese valiente camarguense. Mi madre Martha Rdz. Mi abuelo Macedonio Rdz. Pérez. Mi bisabuelo Dionicio Rdz. Mi tatarabuelo Macedonio Rdz. Y estoy orgullosa de ser parte de ellos.

  11. De niño cuando salia de Comales, vi el monumento en medio del campo y le pregunté a mi papá que que hacia ese monumento en medio de la nada y me platicaron la historia mi papá Ruben Garcia Garza y mi tio Roel Garcia Garza alias Nan o Rollo, yo desconocia ese capitulo de la historia, es una pena que no se difunda esta parte tan importante de la historia, quedo a sus ordenes rpgarcia@utleon.edu.mx

  12. Esta historia parece una fantasía. Se citan diálogos como si el supuesto investigador hubiera estado presente entre los participantes, sin proporcionar una sola fuente para sus dichos.
    Así no se hace historia, al contrario, sólo se propician falsas leyendas y no se aporta nada valioso.

  13. Error graves de conceptualizacion ; una batalla es un enfrentamiento entre dos ejércitos independientemente de las ventajas que uno tenga sobre otro; una masacre es cuando las victimas están indefensas. Del resto del articulo ni que discutir, la pobreza de lenguaje es patética, y la cobardia, evidente en el anonimato

  14. ON EL RESPETO QUE SE MERECE EL AUTOR, ME PARECE QUE AUN Y CUANDO ESTUVIERA DOCUMENTADO TODO LO QUE ESCRIBIÓ, ES NECESARIO SEÑALAR QUE HABÍA GUERRA CONTRA UN EJERCITO PRÁCTICAMENTE INVICTO EN EL MUNDO DESDE HACIA 50 AÑOS. NO LE IBAN A PREGUNTAR AL ENEMIGO SI TRAIA ARMAS IGUALES O CUANTOS ERAN O SI TENIAN GANAS DE COMBATIR O SI LOS ESPERABAN A QUE DESPERTARAN PARA QUE ESTUBIERAN LISTOS. LAS BATALLAS NO SON OTRA COSA QUE APROVECHAR LAS CICUNSTANCIAS TANTO DEL CAMPO, DEL CLIMA, DEL NÚMERO DE SOLDADOS,DE LAS ESTRATEGIA DE ATAQUE, ETC. POR LO TANTO, MASCACRE O NO FUE UNA VICTORIA CONTRA UN ENEMIGO PODEROSO E INVASOR.

  15. Tendencioso el artículo, como si se tratara de reivindicar a los imperialistas. Además, dice que el dinero se le envío a Juárez en 1864 y la batalla fue en 1866!!! Será que los republicanos traían el delorian de Martí McFlay?

Dejar comentario