Por decenas… Las norias son de Gúemes

Sep 4th, 2011 | By | Category: Guemes, portada

Gúemes.- En buen estado o no, “aquí cada quien tiene uno en su casa”, manifiesta Guadalupe en su larga y amena plática.

Se refiere a los pozos, las norias antiguas, esas que tienen ademe, brocal e instalaciones de piedra y tepetate unido con una mezcla de arena y cal.

La técnica fue traída por los colonizadores de Don José de Escandón.

Aquí, como en ningún otro lugar de Tamaulipas, tales vestigios siguen vivos, como hace más de 200 añoso cuando el pueblo se consolidó económicamente.

Por todas partes hay agua, venida seguramente del río San Felipe que se encuentra al poniente, en las goteras de la comunidad.

Como prueba del uso de los pozos, hasta hace poco la población se abastecía de uno de ellos, equipado con motor, donde desgraciadamente fallecieron tres elementos policíacos.

Aunque hay decenas de ellos, con sus brocales, o parte de ellos, la mayoría seguramente ya no funcionan al llegar la introducción del servicio de agua entubada.

Gúemes es historia, sus pozos son historia. Más de la mitad de sus casas tienen uno ahí, tal y como fueron construidas en la época “del caldo”.

Y dentro de esa historia se encuentra el casa que fue de Don Leoncio Torres, padre del legendario priísta y luchador social Simón Torres de la Garza, quien nació aquí en 1902.

-Yo lo conocí, Leoncio era comerciante y tenía una tienda. Además bastante tierra que luego le quitaron para formar los ejidos, dice Guadalupe Sánchez.

Fue de los hombres más ricos de Guemes, pero un día se fue a ciudad Victoria  a instalar otra ienda, en Ocho y Abasolo, y ya no volvió.

En fecha reciente la Asociación Ganadera compró las viejas instalaciones, pero según las versiones, era muy caro rehabilitar el edificio de terrado.

En su larga vida priísta, Torres de la Garza escaló todas las posiciones, desde seccional del PRI a presidente estatal, pasando por la dirigencia municipal.

Fue fundador del Partido Socialista Fronterizo y de la Liga de Comunidades Agrarias, siempre al lado de Emilio Portes Gil, su protector.

Muy joven llegó a diputado local representando al distrito de Victoria, de tal forma que lidereó la cámara cuando apenas tendría los 24 años, lo que le valía críticas de que estaba inmaduro.

Sin embargo era inteligente y un fogoso orador, de tal forma que supo salir adelante en sus responsabilidades.

Como luchador social y dirigente, habría sido fundador del sindicato petrolero de Tampico y del Gremio Unido de Alijadores.

ESTAN COMO HACE 200 AÑOS

Esta comunidad fue fundada el uno de enero de 1749 y tiene muchas características de aquella época, como son las mismas norias.

También las construcciones de sillar con paredes de al menos 80 centímetros de espesor y mucha altura.

De acuerdo con versiones de los lugareños, el ex Gobernador Américo Villarreal Guerra se quedó enamorado de la antigua casa de los Torres y pretendió copiar una.

Le gustaba todo el edificio pero más que nada su altura, indica otro de los vecinos a la casa de Américo.

Quería copiar uno pero no se sabe a donde fue a erigirlo.

Aparte de la casa de Leoncio (tenía más en el pueblo) otra de las maravillosas construcciones es el templo de San Francisco que fue rehabilitado precisamente por el entonces Gobernador, pues él vive al lado.

Allí en la iglesia también está una noria con su brocal, su banco, aunque ahora fuera de servicio.

Y la había por supuesto en la casa de José Calderón Sánchez, ya fallecido, a quien se le endilgó siempre ser el hijo, o El Filósofo de Guemes.

Calderón nació el 16 de octubre de 1910, antes de que se diera el inicio de la Revolución Mexicana.

Son las historias de aquí, estas que sí son reales porque ahí están los pozos como testigos.

Un pozo eso un agujero o perforación, excavado o taladrado en la tierra para extraer agua.

Para la versión española, las norias que hay aquí no serían eso sino simples pozos.

Una noria, según esto, sería un pozo con equipamiento para extraer agua en forma mecánica a través de tinajas adheridas a una cadena.

Tampoco serían pozos profundos, porque estos se excavan con una máquina, se les dota de tubo y luego un equipo de extracción automática.

En ocasiones se les llama pozos artesianos, solo que a estos se les define porque el agua se eleva sobre el nivel del suelo.

Seguramente que los pozos de aquí cabrían muy bien en la definición de “somero”, elaborados a mano para obtener líquido de los mantos freáticos, con el fin principal de uso doméstico.

Sea como sea, aquí hay decanas de norias que caracterizan a esta comunidad de muchas otras.

http://www.turistam.janambre.com.mx

Dejar comentario